ÚLTIMA HORA: Obama vuelve a su postura del 1996, expresa apoyo al matrimonio gay

Tras varios días de especulación y presión mediática, el Presidente Barack Obama anunció su apoyo al matrimonio entre personas del mismo género.  Sin embargo, erran los que pretendan calificar ésto como alguna salida del clóset.  No es la primera vez que el Presidente toma esta posición, sino que vuelve a adoptar la posición que sostuvo originalmente en el 1996.

Dada la agenda del Presidente por los próximos días, me veo obligado a cuestionar el “timing” del anuncio.  De no hacerlo, no hubiera podido darle la cara a Ricky Martin…al menos no después de que el Vicepresidente Joe Biden y el Secretario de Educación Arne Duncan se expresaran tan contundentemente a favor del matrimonio gay, y no después de la votación de anoche en Carolina del Norte.

La reacción de la prensa no se ha hecho esperar, se tropiezan entre sí para pregonar sus loas al Obamesías por su anuncio “histórico” y “sin precedentes”, como quien trata de evocar la magia del 2008.  Sin embargo, no se puede pasar por alto el hecho de que el anuncio se hizo bajo presión, y sólo después de que se hiciera un cálculo político (de hecho, se venían oyendo voces de que la ambivalencia de Obama respecto al tema le estaba costando donativos, o sea que le estaban dando donde le dolía).  La realidad es que de no ser porque Biden soltó la sopa, Obama no hubiera dicho nada sino hasta después de las elecciones.  De hecho, la trayectoria de Obama con respecto al matrimonio gay muestra una flexibilidad que no es sino evidencia del cinismo y del oportunismo político.  No fue hasta que se convirtió en figura nacional que se expresó a favor del matrimonio tradicional.  El regreso a la postura original (la devolución vendida falsamente como evolución) también revela algo de estrategia.

Lejos de la floridez ambigua del Cambio y Esperanza del 2008, el Presidente ve la realidad de las encuestas y ve que es hora de afianzar la base.  Eventualmente la elección volverá a su cauce, es decir, regresará al tema de la economía, de las deudas, y de la injerencia del gobierno en los asuntos de los ciudadanos particulares.  No puedo dejar de pensar que su regreso al apoyo del matrimonio gay no es sino, en parte, otra apelación a uno de los grupos tradicionales de la base progresista…al igual que la estrategia de la “guerra contra las mujeres”, la regla Buffett, el recalentamiento del llamado a la reforma migratoria, y su inserción en el caso de Trayvon Martin.

Que nadie subestime el efecto de este anuncio sobre el cálculo electoral.  Los católicos y evangélicos que votaron por Barack Obama basado en promesas de reforma migratoria y medicina universal van a tener que tragar duro ahora…preferiblemente después de leer el Salmo 146.

Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: