Pawlenty se quita, Perry entra, y el campo se define

El campo primarista republicano toma mayor definición tras el retiro del ex-gobernador de Minnesota Tim Pawlenty.  Tras meses de poco respaldo financiero y en las encuestas, el retiro no se hizo esperar luego de clasificar en tercer lugar en el sondeo informal de Ames, a gran distancia de la ganadora, la congresista Michele Bachmann (MN) y del congresista Ron Paul (TX). 

Pienso que el debate de mayo en el Museo de Ronald Reagan marcó el principio del fin para Pawlenty.  Se negó a atacar a (el ex-gobernador de Massachussetts) Mitt Romney de modo directo luego de haberlo hecho el día antes por televisión.  Al ver eso pensé, “si no se atreve a meterle las manos a Romney, tampoco lo hará con Obama”.  Es aparente y evidente que muchos donantes y líderes republicanos pensaron lo mismo. 

Creo que Pawlenty representaba el límite del centrismo tolerable por la base votante republicana.  Es cierto que coqueteó con los mandatos individuales para cobertura de la salud, y que se tiró de pecho con la farsa del calentamiento global antropogénico y el “cap & trade” cuando lo verde estaba de moda.  Aún así, el antecedente ejecutivo (con todo y ronchas) de Tim Pawlenty me indica que hubiera sido un buen Presidente…mil veces mejor que el actual habitante del 1600 de la Avenida Pennsylvania.

Ahora bien, sale Pawlenty, y entra (el gobernador de Texas) Rick Perry por la puerta del frente.  Esta movida se veía venir desde lejos, y trae mayor claridad a la primera republicana. 

Como indiqué recientemente a un amigo periodista, la mejor manera de ver la elección presidencial es como una Copa Mundial del Fútbol, en el que el Presidente Obama, cual Brasil (la de Dunga), espera al clasificado del otro grupo para disputarse la final, y la semifinal republicana está casi definida. 

 Siempre he dicho que la primaria republicana del 2012 se reduce a una elección entre Romney y el No-Romney.  Con la baja de Pawlenty, queda claro que Bachmann y Perry se disputarán el título “No-Romney”.  No sabemos el desenlace de este torneo, pero una cosa queda cierta: ahora sí que tenemos una primaria. 

 

About these ads
Tagged , , , , , , ,

2 thoughts on “Pawlenty se quita, Perry entra, y el campo se define

  1. [...] dicho que la batalla campal de la primaria Republicana del 2012 se  reducirá a Romney contra el Anti-Romney.  También ha quedado claro que la primaria Republicana se destila en Partido contra Pueblo.  Es [...]

  2. [...] supone que esta primaria se difiniese entre Romney y el “No-Romney”, como planteé en agosto.  Claro, en aquel entonces pensé que Bachmann y Perry iban a lucharse el derecho a enfrentar a [...]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: